Entrevista con Arenas (Noviembre, 2000) ‘Comentarios del Camarada Arenas’

Deja un comentario

Esta conversación-entrevista con Arenas, Secretario General del PCE(r), se realizó pocos días antes de que fuese detenido junto a algunos miembros de la Dirección del Partido en parís, donde estaban refugiados. Dicho documento se distribuyó en cassette y por escrito.

En el transcurso del este documento, Arenas denuncia el carácter fascista y terrorista de la ofensiva represiva emprendida por el Régimen, al mismo tiempo que señala que, no sólo va dirigida contra el pueblo vasco y Sus organizaciones de vanguardia, sino también contra el conjunto del Movimiento de Resistencia Antifascista de todo el Estado y sus organizaciones revolucionarias. De forma concreta advierte de que el mismo Partido puede ser atacado en cualquier momento, tal como ha ocurrido.

No obstante, también nos hace ver como esta ofensiva fascista del Gobierno del PP no es sinónimo de fortaleza sino una prueba de su debilidad y nos muestra que haciéndoles frente, utilizando todos los medios de lucha y enfrentándoles con decisión y firmeza se les va a volver a hacer recular en sus planes como ha ocurrido en otras ocasiones. De este modo podemos convertir su ofensiva en un fracaso para ellos y en una victoria del movimiento de resistencia.

Arenas habla también de forma minuciosa y concreta de las tareas inmediatas de los militantes y simpatizantes del PCE(r) en la perspectiva de consolidar la organización y llevarla a los barrios, a las fábricas; de cómo buscar y conectar con los obreros avanzados, con los jóvenes, etc. para establecer y estrechar sus vínculos con el Partido y con el Movimiento de Resistencia Antifascista.

Finalmente, aborda el tema de la situación internacional, las contradicciones interimperialistas y la guerra mundial hacia la que nos están conduciendo los imperialistas, los explotadores; señala la necesidad que tenemos de ser conscientes de ello y de prepararnos para hacerle frente. A la vez que destaca la importancia de trabajar para crear una nueva organización internacional revolucionaria de los trabajadores.

———————————-

D – Empezamos por lo de Euskadi. El planteamiento es éste: en Euskal Herria hay un estado de excepción. El Gobierno está persiguiendo a organizaciones políticas del Movimiento de Liberación Nacional Vasco. Los últimos nueve detenidos ya no se recatan de decir que son gente que estaban preparando una alternativa independentista para Euskadi, es decir, están persiguiendo el independentismo. Esto es un salto con relación al año anterior. Hay mucho que decir sobre eso.

Arenas -Lo más escandaloso es que están persiguiendo no un delito sino, lo llaman así, un proyecto. Es como perseguir un pensamiento, una intención, son juicios de intenciones. No se ha cometido delito y ya le están persiguiendo, le están previniendo; esa desobediencia civil que todavía no se ha, al menos no se ha extendido, no se ha impactado. Es una guerra preventiva, una guerra contrarrevolucionaria. Es la continuación de la guerra sucia, sólo que esta vez ya legalizada. Han avanzado un proyecto de ley, en el que van a meter a todo el mundo. Ya están deteniendo, antes incluso de aprobar esa ley o ese proyecto de ellos, ya están aplicándolo. Eso no resulta ilegal, claro, está todo previsto. Es un Plan elaborado, consensuado con el PSOE y con los demás partidos. Y lo que está claro es que van a por todas, efectivamente, van a por nosotros y a por los vascos sobre todo.

En relación con eso está la ofensiva “institucional” contra el PNV, no es casual, está relacionado. No es suficiente con meter a los chavales en la cárcel, amenazar a todo el mundo, amordazar los medios de comunicación nacionalistas, de la izquierda, sino que además van incluso contra la derecha, contra el PNV. No se pueden permitir el más mínimo resquicio por donde se pueda presentar una oposición a esa política sino que está también a la ofensiva ahí; es decir, neutralizar toda protesta, toda oposición al estado de excepción que en definitiva es lo que están imponiendo a rajatabla.

Y bueno, eso se combina también con otras medidas como son los cambalaches con Pujol, haciéndole pequeñas concesiones económicas para romper también el frente que parece que se había creado ahí, de la derecha nacionalista, de la gran burguesía nacionalista que había hecho algunos pinitos. Previo a Lizarra ya se habían puesto de acuerdo, parece que ahí había un intento de crear un frente común. Han roto ese frente y claro ahora no le pueden meter mano a los catalanes como a los vascos, pero sí van a neutralizarlos también. Todo va encaminado a rendir al Movimiento Nacionalista Vasco, a derrotarlo, a suprimirlo y a imponer la patria única, etc. El proyecto de Aznar es ese. Llegó al Gobierno con ese proyecto y lo está aplicando. Volver a los tiempos de Franco y que nadie se mueva, etc.

Y en fin, en Europa no sabemos cómo están las cosas pero es probable que ahí se les presenten algunas dificultades. Puede que haya algún problema pero eso no está tan relacionado con la situación en España sino más bien con la situación mundial. Es muy probable que la UE no esté muy de acuerdo con esta nueva arremetida del Estado Español y no porque sean unos demócratas ni mucho menos sino porque no coinciden sus intereses. Cada vez está más claro que el Aznar tiende a aliarse a los Estados Unidos. La última visita del Canciller alemán a España lo ha puesto de manifiesto. Les hicieron una encerrona pero, no obstante, se negaron a firmar una especie de comunicado con el movimiento nacionalista de acá. Los franceses parece que se están negando también a extraditar a algunos patriotas vascos. En fin, que ahí puede que empiecen a encontrar problemas y eso puede justificar esta arremetida. Justificarla en el sentido de que están forzando la mano a todo el mundo, están tratando de no quedar arrinconados tomando la iniciativa como siempre lo han hecho los fachas. Y bueno, esa situación se va a agravar.

T – Todo esto habría que verlo también en sus aspectos positivos, toda esa avalancha reaccionaria, represiva se da en base a que ha crecido el nivel digamos de resistencia en general. La ofensiva de ETA y por otro lado la kale borroca y la lucha en la calle en casi todo el Estado. Es decir, que hay que verlo también de una manera positiva. No solamente el PP persigue desbancar o hacerse con el mando absoluto de todo, sino que al fin y al cabo es una respuesta ante todo eso que se le viene encima.

Arenas – Si efectivamente, partimos de ahí. Partimos del estado de excepción apenas encubierto que se ha establecido. Hay que ver qué es lo que les ha llevado a esto. Evidentemente ha sido el fracaso de su política anterior, principalmente de la guerra sucia, de la etapa del PSOE. Hay que verlo desde ese punto de vista. Ese fracaso lo que ha supuesto es un incremento de la lucha en general, incremento de la lucha en la calle, el crecimiento de las acciones de la guerrilla, de ETA en especial. Eso ha hecho que se intensifique la lucha después de que pusieron fin a la tregua. Ha hecho que se haya intensificado la lucha y se ha demostrado que esa tregua, en lugar de debilitar al movimiento lo ha fortalecido.

Frente a eso ¿qué ha pasado? pues que el Estado Español tenía ya sus planes, que no son de ahora, que venían ya de lejos. Precisamente son una de las propuestas que hacía el PP ya anteriormente. Era imponer de nuevo las leyes del Régimen, que estaban ahí, que la nueva Constitución Democrática se lo permite. La llamada Constitución Democrática no es nada diferente a lo que había entonces. Lo que pasa es que el PSOE no quería llegar a ese extremo; de ahí que tuvieran un carácter ilegal las medidas que habían tomado. Pero estos dicen, si la Constitución permite hacer lo que hacíamos antes ¿por qué no lo vamos a hacer?, lo vamos a hacer de una manera legal. Impongamos las leyes de Orden Público, las leyes Antiterroristas y lancemos a todos nuestros perros a la calle, a las emisoras de radio, a los periódicos a ladrar y a la policía a actuar que para eso los tenemos. Y es lo que han hecho en definitiva.

Pero, efectivamente, esto es consecuencia del fracaso de toda su política anterior. Y el resultado final de esta nueva ofensiva terrorista del Estado va a ser, sin ninguna duda, un incremento del movimiento obrero, popular, revolucionario; en definitiva, de la resistencia, no sólo en Euskadi sino en toda España, en Cataluña, en Galicia y en el resto del Estado, de eso no cabe la menor duda. Una prueba de ello pues la reciente, vamos a llamarle, miniofensiva de los GRAPO es una demostración de que eso es así. Se habla mucho de que, la misma prensa, el mismo Gobierno están interesados en presentarlo como una conmemoración de los 25 años de existencia de los GRAPO pero eso, pienso yo, no ha sido exactamente así. Hay una parte de recordatorio, pero hay otra parte que creo que es la fundamental, que es una llamada de atención a todo el mundo de que los GRAPO están ahí y de que lo mismo que nacieron en la lucha contra el terrorismo del Estado, ahora están demostrando que están dispuestos a enfrentar de nuevo el terrorismo de Estado. De alguna forma es una llamada a la resistencia. Si el Estado prosigue su escalada terrorista, evidentemente van a encontrar una respuesta a nivel de masas ya nivel de organizaciones armadas en todos los lugares. Creo que ha sido una llamada de atención al Gobierno, porque ellos lo saben,   de sobra lo saben, que el Movimiento de Resistencia no va a recular, no va a claudicar y fundamentalmente a las masas populares a la juventud para que se prepare, para que no se deje apabullar por la nueva ofensiva terrorista del Estado y la enfrente de una manera resuelta, en la seguridad de que si se hace así, esta gente va a tener que plegar velas porque no son tan fuertes como parecen y no tienen las cosas resueltas. Ni siquiera en el plano internacional cuentan con el respaldo, al menos en Europa, del que podían presumir, eso no es cierto. O sea que se les puede hacer recular y seriamente si se les enfrenta. De otra manera se impondrían.

Arenas – Es curioso el interés que ha puesto la prensa y el mismo Gobierno, a través de sus portavoces, en remarcar que esas acciones tenían como finalidad celebrar el aniversario del nacimiento de los GRAPO. Es curioso, muy curioso, cuando esto se produce en un momento en que el Estado acaba de declarar la guerra abierta, legal, no sólo al Movimiento Nacional Democrático en Euskadi, sino que va dirigido contra el conjunto del Movimiento Popular en España. Tienen mucho interés en desviar la atención; es decir, esto no va por nosotros, esto es un asunto que le compete sólo a los GRAPO, porque nosotros somos muy buenos, somos muy demócratas, no hemos hecho nada, no hemos roto ningún plato y es que se están divirtiendo, ¿no? Es el mensaje que han querido transmitir, se están divirtiendo porque quieren conmemorar una fecha y nada más, ahora no ocurre nada, aquí todo va muy bien y bueno, no hay que preocuparse…

Pues en fin, hay que remarcar que esas acciones tienen como finalidad denunciar la nueva escalada represiva del Estado y demostrar que el Movimiento de Resistencia está preparado y listo a enfrentarlo como ya lo hizo en otras épocas. Ese es el mensaje fundamental de las acciones de los GRAPO y es como hay que interpretarlo, yo al menos lo interpreto así.

D – Ahora va la otra parte del mensaje que hablábamos antes también, el que estas medidas las van a aplicar también contra el resto del Estado… Una cosa es que digan los GRAPO están de cumpleaños y otra cosa es que no vayan a aplicar estas medidas, no ya contra los GRAPO, sino contra todo aquel que les haga frente. Yo preguntaba, alguien se puede preguntar cómo es que a vosotros os dejan hacer propaganda, -a vosotros me refiero al Partido, no me refiero a los GRAPO, a los GRAPO si los pillan los detienen. Pero por ejemplo el Partido, a nivel de propaganda por lo menos, está haciendo un trabajo “abierto”, “no” nos están aplicando las leyes…

Arenas – Ya. Eso no es cierto. Hay un control riguroso de todos y cada uno de los militantes del Partido, los que están en la legalidad, está claro, los que no, están en la clandestinidad. Y bueno, no habría que descartar que algunos militantes, incluso organizaciones del Partido que están en la clandestinidad estén siendo controladas de una u otra manera. Eso no lo sabemos con certeza, pero hay algunos indicios que apuntan a eso. O sea que no habría que descartar que nos dieran una “sorpresa” un día de estos. ¿Por qué no nos han atacado abiertamente hasta ahora? En parte porque no estaban en condiciones de hacerlo, no nos dejamos atrapar tan fácilmente. Para llevarse a uno, dos o tres militantes, desde luego no merece la pena. Se supone que están trabajando a más largo plazo. Ellos buscan las grandes redadas. Hacer una gran redada para presentar un gran resultado y etc.

Eso por un lado, por otro lado tampoco ha habido un motivo de “alarma social” para justificar la represión como contra el Movimiento Nacional Vasco. En nuestro caso, parece que no hay tal alarma; de momento al menos, no han tocado a rebato todavía, a lo mejor a partir de mañana empiezan a tocar a rebato. Pero en cualquier caso nosotros estamos prevenidos, estamos preparados, sabemos que eso lo van a hacer más tarde o más temprano. En la medida que el Movimiento de Resistencia avance, se vaya consolidando y muestre que no está dispuesto, lo demuestre de   una manera clara ante la gente. Demostrarlo lo ha demostrado siempre, pero a medida que eso se haga más claro, más evidente a todo el mundo y se vean los resultados, esta gente va a tomar medidas contra nosotros pero además bestiales, como lo han hecho siempre. No se puede suponer que se han olvidado de nosotros o que ya no les interesa atacarnos, porque no sé, porque quieran llevarnos a la legalidad, quieran tratarnos de otro modo. No, eso no es así. Posiblemente no estén interesados en atacarnos de una manera abierta e inmediata porque sería otro frente más y no podrían presentar las medidas que han tomado como, destinadas sólo y exclusivamente a Euskadi. Entonces, bueno, pues vamos a esperar o a ver que pasa, a ver si nos adormilamos un poquito también nosotros. Pero eso no es así, eso no va a ser así y esta gente va a actuar contra el conjunto del Movimiento Popular y Revolucionario en todo el Estado.

Entonces conviene estar preparados, no dormirnos en los laureles, no creer que se han olvidado de nosotros o que no sé, que no representamos realmente lo que decimos representar, un peligro real para el Sistema. Puede que no sea así en un determinado momento, pero a partir de que la crisis se agrava y nuestra alternativa esté ahí, la atiende y la escucha mucha gente y la gente empieza a pensar en qué hacer y hacia dónde ir y eso se convierte en un peligro potencial, al menos para el Estado, para toda la clase capitalista en España. Por consiguiente, se están preparando para arremeter contra nosotros cuando menos lo esperemos. Y de hecho ya están clamando en la prensa en la radio, los babosos estos de las tertulias que hacen reír, pero no por ello son menos asquerosos, están clamando ¿qué pasa? parece como si nos estuvieran haciendo un favor. Pero de hecho, lo que están poniendo de manifiesto es la ineficacia de la policía y de todo el Estado y que nosotros no vamos a renunciar a nada, está claro, eso es lo que se está poniendo de manifiesto. El que la emprendan contra nosotros no es más que cuestión de tiempo y quede claro que no estamos deseando que nos repriman, ni mucho menos. Al revés, debemos procurar que no consigan hacernos el daño que ellos están procurando hacer, prepararnos, hacer las cosas bien, perfeccionar nuestro trabajo clandestino, nuestra organización clandestina, fortalecerla y no dar lugar a ningún tipo de liberalismo ni de compadreo ni de nada de eso. Profesionalizar más nuestro trabajo, ligarlo más y mejor a la gente, a la vanguardia y cuando lluevan los palos que van a llover, es lo que solemos decir que cada palo aguante su vela y para adelante.

Arenas – Se ha vuelto otra vez, se está volviendo en la práctica, a lo que el Régimen ha sido siempre. Lo importante a destacar es que en España no puede ser de otra manera. Si se impuso el fascismo en España no fue por un capricho de Franco o del azar, eso se debió a unas circunstancias históricas. En España no se hizo una revolución burguesa, no se impuso una cultura democrático-burguesa. El intento de revolución burguesa durante la 2ª República fue inmediatamente asesinado y se impuso de nuevo la reacción de la forma más bestial; es decir, que no ha habido en España una tradición democrático-burguesa y lo que han hecho en estos últimos veintitantos años ha sido una mera pantomima puesto que todo ello se ha realizado bajo las leyes de excepción, con los presos en las cárceles, con la resistencia armada porque efectivamente se ha estado manteniendo al Régimen con una farsa. No ha habido una reforma real. Y eso es lo que ha hecho que la crisis se haya prolongado. O sea, de hecho el Régimen no ha salido de la crisis. Ha habido momentos en que se ha calmado la cosa porque habían creado ilusiones, porque parecía que iban por un camino que, bueno, que podía abrir cauce a un tipo de democracia burguesa y la experiencia ha demostrado que eso ya no podía ser en España que eso es imposible que no se puede volver a la vieja democracia burguesa, que eso ya fue enterrado bajo un millón de muertos y una etapa de cuarenta años o más, de terror abierto y eso no se puede reponer así como así. Eso es lo que significa la crisis.

La característica fundamental de la crisis, parece ser que la llamada izquierda oficial o domesticada se ha dado cuenta o ha descubierto, ya antes de la Reforma, que no podía volver la vieja democracia a España y ha tenido que tragar , como no va más allá, con las condiciones que impusieron los de siempre. Se han plegado, han acatado todas las reformas en la forma incluso que ellos lo habían propuesto, la monarquía impuesta por Franco. Simplemente se han limitado a rubricar las medidas tomadas por el Gran Capital y a ponerse a su servicio. En eso ha consistido la pantomima de la Reforma. Pero claro los problemas están ahí, la lucha de clases sigue ahí y cada vez se acentúa más y esta gente tiene que tomar postura, ya no puede jugar el papel de una izquierda más o menos democrática, porque las condiciones no lo permiten. El Régimen, el Gran Capital, en definitiva, exige compromiso con el Sistema, un compromiso cada vez más claro y firme y esta gente no tiene más remedio que plegarse una y otra vez y hacer una dejación tras otra, de cualquier veleidad democrática, cultural, etc. Eso es lo que aboca al sistema a su bancarrota. En definitiva, no tiene salida por la izquierda, lo hemos dicho, han agotado esa alternativa.

El Felipito y compañía se han quedado en pelotas, porque los han quemado. La guerra sucia, después del 23-F famoso, les obligaron a aceptar las condiciones de los golpistas, se pusieron manos a la obra, ahora se lo están restregando por los morros para echarlos a patadas. Prácticamente los han echado a patadas del gobierno porque ya se estaban llevando demasiado. Y lo mismo ha ocurrido con los carrillistas y anguitistas y toda esa gente, se han ido plegando cada vez más y ya no representan nada, no pueden representar. El PP ahora mismo les representa a todos, puede hacer la política de derechas, de la ultraderecha, la del centro, de izquierda. Este es el Régimen que representa a todos los sectores, ellos representan a todos, pueden contentar a todo el mundo, los monárquicos, los republicanos, la izquierda, la ultraderecha, el centro y ahora ya hasta a los nacionalistas van a representar. A eso van. Ellos también van a representar a los nacionalistas en Euskadi, Cataluña y esa es la vuelta a los orígenes. Es eso, de esto venimos hablando desde hace mucho tiempo. Ya se está comprobando, supongo que dentro de unos meses todo el mundo hablará de esto. Nosotros hace veinte años que venimos hablando de esto ¡cuánto tiempo, no!, pues bueno así es la historia. Los procesos no se efectúan en un par de años sino que son ciclos históricos, nosotros apuntábamos que el régimen estaba abocado a una crisis aun mayor. La crisis de las ilusiones iba a conducir a esto. La integración de los socialfascistas del PSOE y de los carrillistas en el Régimen le iban a privar, porque los iban a quemar, de su baza de la izquierda y que el Régimen al final iba a tener que asumir él mismo como antes, todos los papeles y es lo que está ocurriendo, pero además ya sin ningún parachoques, porque éstos jugaban de parachoques, de muro de contención. A partir de ahora no van a tener ni eso. Se van a tener que enfrentar directamente desde el Estado, es decir con la policía y el ejército en la calle, a la gente, sin que estos otros puedan jugar su papel de embaucadores, de mentirosos, etc. Esa es la situación que se está creando ahí y ahí aparece ya nuestro Partido al frente, de una manera clara como el único Partido comunista, lo cual no quiere decir que seamos una superpotencia, ni que vayamos a resolver todos los problemas en un día, ni mucho menos. Para eso se exige tumbar a los fascistas, hacer una revolución popular y eso cuesta mucho esfuerzo y exige una organización que no vamos a crear en dos días. Va a haber que continuar resistiendo y esperando que se vayan creando condiciones más favorables para dar un vuelco a la situación. Esa es la crisis en la que estamos.

———————————-

D – Ahí falta, tú has nombrado algo ahora, el movimiento, la gente y tal. Echamos en falta, o al menos en mi opinión, que el nivel de movilización de la gente parece no estar a la altura de esa crisis.

Arenas – Hay mucho que hablar sobre eso…

D – Salvo Euskal Herria, claro

Arenas – Sí, bueno allí se ha creado ya una tradición, hay una cohesión interna, el Movimiento Popular allí ya se ha establecido. Eso viene de muy lejos, el movimiento nacional cohesiona, es un factor importante, y allí se ha mantenido el Movimiento de Resistencia. Tuvo su receso en un momento, pero de nuevo volvió a recomponerse y ahí está. En el resto, pues, efectivamente, lo que nosotros llamamos la etapa de las ilusiones, ha hecho mella. Ha habido una desmovilización, los carrillistas se han dedicado y los sindicato a desmovilizar. A pesar de todo ha habido huelgas generales que no las han fomentado ellos, se han unido al carro, porque había un descontento muy grande y existe, y ese descontento hoy es mayor. Pero también es mayor la desarticulación del movimiento y va a costar mucho volver a ponerlo en pie. Lo que está claro es que con los viejos métodos sindicales y políticos, reformistas, no se va a conseguir nada. Eso está claro. Entonces, si se ha de articular el movimiento y se va a articular por pura necesidad, eso se tendrá que hacer de otra manera. Se tendrá que hacer desde las posiciones que nosotros estamos defendiendo creando organizaciones obreras de tipo sindical, independientes. No quiero decir sindicatos estructurados con carnets y burócratas que van a negociar, sino que tienen que surgir de la misma fábrica, de los mismos centros de trabajo, en general; basarse en los trabajadores, en las asambleas, en las decisiones tomadas en las asambleas, eligiendo comisiones de delegados para negociar. Esa es la fórmula y el movimiento sindical se tendrá que articular sobre esas bases.

Todo esto ligados a una organización política de carácter revolucionario como es el Partido. Sólo el Partido puede dar continuidad a ese movimiento y abrirle un cauce de lucha política. No es fácil pero tenemos una experiencia ya larga de movimientos de asambleas, de comisiones, eso es lo que hay que fomentar, lo que hay que desarrollar y vincularlo al Partido a través de los hombres y mujeres más avanzados, más serios, más conscientes. Todo eso ligado a la creación de organizaciones en los barrios, en los pueblos y ligados a la organización clandestina del Partido, es lo que va a facilitar, a permitir articular de nuevo el Movimiento.

En la legalidad, desde la legalidad, desde las leyes e instituciones del Estado, del Régimen, no se va a conseguir nada. Ese movimiento no va a ser legal, pero tampoco va a ser clandestino porque no se puede meter en la clandestinidad a todo el mundo. Eso es imposible, es absurdo, pero eso no quiere decir que se tenga que articular de una manera legalista según las normas o las leyes establecidas por el sistema porque ahí, eso se ha creado precisamente para desarticular, para desunir, para confundir, enfrentar. Hay que tomar otra vía, la vía de la Resistencia, vamos a llamarla así, no hay otra, que no es una vía legal, pero tampoco clandestina en el sentido de que la gente no va a estar en el trabajo de una manera clandestina, eso es absurdo, pero sí podrá quedar con un compañero para tomar un chato, o una caña y hablar de las cuatro cosas que tengan que hablar y al día siguiente, plantearlo en una Asamblea en la fábrica. Eso se hace a plena luz, pero no es en los órganos o en los instrumentos creados por la burguesía para controlarnos. Y a partir de ahí, conectar con el Partido, buscar un acuerdo; la forma de apoyarnos mutuamente. El Partido tiene que estar ahí, tiene que hacer esfuerzos para guiar ese movimiento y tratar de ayudarle en la medida de sus posibilidades y marchar hacia adelante, apoyándonos y fomentando la solidaridad, etc. Esa es la fórmula, no hay otra. Es la única manera de salir de esta situación, acabar con los atropellos, los abusos y la situación tan degradante que han creado, no hay otra forma: la lucha y la organización independiente de la burguesía. Y por supuesto denunciando a todos los lacayos, a todos los perros que tienen ahí metidos para fomentar la confusión y la desunión entre los obreros.

Arenas – Nosotros contamos con una organización política, con un Partido revolucionario que ha perdurado durante 25 años, yo diría 30 años, en la lucha y que va a continuar y se va a fortalecer. Esa es la garantía de que el movimiento sindical de la clase obrera siga adelante y tome un camino diferente del que ha llevado, y nosotros nos basamos en una experiencia muy larga, y lo que estamos proponiendo: la organización sindical de los obreros ligada al Partido, los métodos asamblearios y las comisiones y la lucha consecuente por los derechos sindicales y sociales de los trabajadores que estamos proponiendo. Eso se ha ensayado ya muchas veces y ha dado resultados.

D – De hecho ya dio resultado en los años 70 ya finales de los 60.

Arenas – …Y hoy. Hoy día, en cualquier lucha que observemos por ahí que se haga desde estos planteamientos se observa que los obreros como mínimo, consiguen una mejora y salen moralmente fortalecidos y no derrotados que es lo que hacen los sindicatos, llevarlos de una derrota tras otra. Esa es la única vía. Incluso para conseguir una simple mejora, esa es la fórmula; de manera independiente a la organizaciones sindicales dirigidas por la patronal o por el gobierno. Organizaciones en la fábrica, procurar unir esas luchas a las de otras fábricas, crear círculos de influencia de tipo sindical que se pongan de acuerdo con los de su gremio, los de su oficio, eso es inevitable, necesario, al mismo tiempo que traten de vincular esas luchas a otras más generales y el centro puede ser en un principio el barrio. Los barrios, allí es dónde puede encontrarse al Partido de una manera más clara, más directa y hacer que esos obreros no se limiten a la lucha sindical, sino que participen en el movimiento ciudadano, en el movimiento de resistencia en general, vinculando la lucha económica a la lucha política.

Tenemos el ejemplo del movimiento en pro de la liberación de los presos   políticos, las AFAPP y las diversas plataformas que están surgiendo por ahí. Bueno, eso surge principalmente en los barrios. Ese movimiento se puede ligar perfectamente al movimiento sindical, a través de los obreros que trabajan en la fábrica, ir a visitarles, hablar con ellos, discutir con ellos, ver formas de prestarles ayuda cuando llega el momento en que se tienen que echar a la calle para una petición o una protesta y a la inversa. Que éstos pidan ayuda a los obreros de la fábrica, si es una vergüenza que los obreros no se preocupen por los presos políticos, no hagan un paro, al menos simbólico alguna vez y se dedican a hacer paritos cada vez que se lo ordenan los, sabemos que se lo mandan que se pararía de todas las maneras porque es la misma patronal la que lo hace. Pero hombre un poquito de dignidad, por lo menos hacer un plante alguna vez en apoyo a los presos políticos, a los presos comunistas y antifascistas. ¿Por qué no lo hacen? Posiblemente porque no se trabaja entre ellos para eso, porque no se les va a visitar, a los obreros más avanzados, a los que se sabe que son obreros destacados, obreros sindicales o sindicalistas.

D – Normalmente el que se destaca en la lucha sindical independiente suele ser más receptivo a todas estas cosas.

Arenas – Claro, por lo menos irles a visitar, hablar con ellos, discutir, no sólo para que apoyen la lucha pro-liberación de los presos, sino también para intercambiar experiencias, y si tienen pendiente una huelga que se vea la forma de ayudarles para extender el conflicto, para repartir octavillas, para parar el tráfico, para lo que haga falta. Y los jóvenes tienen que estar ahí en primera fila y ligar esas dos cosas y como esos infinidad de problemas que están ahí. Pero yo insisto que todo debía girar en torno al proletariado, en torno a la clase obrera. Había que hacer a la clase obrera, a la vanguardia, al proletariado, que asumiera este papel, apelar a su conciencia, irlos a buscar, no esperar a que vengan a nosotros, sino irlos a buscar y discutir con ellos, en un trabajo largo de persuasión, de discusión. Por lo menos ir dando pasitos en esa dirección.

———————————-

D – Vamos a hablar un poquito de internacional porque están pasando cosas por esos mundos…

T – Ahora lo que tenemos ahí es lo de Yugoslavia

Arenas – Lo de Yugoslavia, sí, es un escándalo, es un escándalo… Esto se veía venir. Están trabajando para eso. Es la guerra, la gente no quiere aceptarlo. Es muy duro tener que aceptarlo, pero es la guerra, es la guerra, se están tragando los Balcanes. Ahora, ya Yugoslavia entera.

D – ¿Pero quién se lo está tragando? Porque antes en la época de la guerra, tú sabías que eran los nazis los que se estaban tragando en el 38 Checoslovaquia, se estaban tragando Austria. ¿Hoy quién se está tragando los Balcanes?

Arenas – Ahí hay un reparto, eso es evidente. Primero había que suprimir al Régimen, vamos a llamarle popular, no se le puede calificar de otra cosa, nacional pero en el sentido progresista, en el sentido democrático, de Milosevic. Milosevic no es más que eso, un nacionalista que defiende la independencia de su país. Eso les estorbaba. Estos no pueden permitir que hoy día exista ningún Estado independiente que defienda sus propios intereses frente a una u otra potencia. Entonces había un enemigo común de todas las potencias imperialistas que era el régimen de Milosevic, ahí se puede hablar en términos de régimen, porque es un país que está acosado, bloqueado y se tiene que defender. Ahí no se le pueden exigir medidas democráticas para defenderse contra unos piratas, es el colmo del cinismo.

La realidad es que había un interés común por parte de todos los países imperialistas, fundamentalmente EE.UU., Alemania, Inglaterra, Francia por suprimir ese obstáculo. Era un obstáculo real que tenían ahí para acabar de repartirse la zona. Y el problema es ese, es el reparto. Ahora va a empezar el reparto, ahora lo más probable es que empiecen a notarse las contradicciones entre las grandes potencias. Ahora van a correr todos en ayuda del nuevo Régimen, pero no de una manera mancomunada, sino que posiblemente van a acudir para ver quién se queda con la parte del león, en una palabra, y se van a intensificar las contradicciones, es evidente. Y los rusos por más pinitos que quieren hacer han perdido la baza, su baza. Desde el punto de vista de sus intereses, intereses de país imperialista también, por supuesto, era mantener la independencia de Yugoslavia respecto a los países occidentales. Eso se ha roto y lo más probable es que de ahí salga fortalecida la política de Alemania respecto a los Balcanes, y eso va a crear una situación delicada en el equilibrio de fuerzas en la zona. Los franceses parece que han renunciado definitivamente, parece que se han sometido definitivamente al dictado de los alemanes, eso parece.

D – Históricamente Francia siempre apoyó a Serbia

Arenas- Siempre lo ha hecho, les ha abandonado. Eso sólo indica que Francia ha renunciado a su papel europeo y se supedita a Alemania en todo. Cada vez está más claro y esto lo demuestra. No obstante, todavía puede haber algún forcejeo por ahí. Pero bueno es el juego de las grandes potencias en aquella zona que se puede encuadrar dentro del tablero del corrimiento de las fuerzas y del reparto de las esferas de influencia de los grandes depósitos de materias primas, fundamentalmente del petróleo, que se está debatiendo ahí. Pero eso no va a parar, eso va a continuar a medida que Alemania fortalezca su posición, se está planteando la ampliación de la UE, se está planteando la ampliación por Polonia. Precisamente primero Polonia, se la va a tragar, se la ha tragado ya prácticamente. Uno de los bocados más apetitosos ha sido siempre Polonia para los alemanes. Ahora se va a tragar, la mitad como mínimo ya se la ha tragado, de Yugoslavia, posiblemente se trague Servia también, Montenegro casi seguro, Kosovo ha impuesto su moneda, ya está ahí, es una realidad y el resto va a ir por ahí. Pero Turquía posiblemente se quede del otro lado. Ese puede que sean los términos del reparto, puede. Pero Rusia queda arrinconada y supeditada a EE.UU. en todos los planos. Ahora el gran problema sería Asia y Oriente Medio; ahí ya son palabras mayores, no sabemos que va a pasar, pero las contradicciones siguen su curso y no van a parar…

D – …al principio has dicho esto es la guerra, pero luego has empezado a hablar, fulanito renuncia, el otro llega a un acuerdo, el otro se supedita. Ahí parece que hay un juego que está impidiendo la guerra, vamos a decirlo así. Nosotros venimos diciendo en la propaganda hace ya tiempo que viene la guerra; sin embargo, hay un juego que está ahí y que por ahora se está manteniendo y bueno de hecho qué impide que ese juego, con contradicciones, prosiga, efectivamente, sabiendo lo que supondría una nueva guerra mundial. Ya han tenido dos en este s. XX. ¿Por qué no va a poder seguir este juego de componendas, de compromisos, yo te doy, tu me das, renuncio, etc.?

Arenas – No es posible porque precisamente los repartos siempre se han hecho sobre la base de la fuerza. EE.UU. puede erigirse en árbitro de la situación actualmente, es el que tiene la fuerza, parece que es el árbitro, el que decide el reparto. Pero eso no quiere decir que ese reparto se haga de una manera pacífica. Hasta ahora se está haciendo a costa de segundos o terceros países, o terceras potencias o ni siquiera se puede hablar de potencias. Rusia, sí lo era y sigue siendo una gran potencia, ahí se está haciendo a costa de Rusia; se está haciendo a costa de países como Yugoslavia que ha jugado un papel muy importante en el Movimiento de los No Alineados. Por ejemplo, era el que fomentó ese movimiento que representaba la idea de la tercera vía, ni con unos ni con otros, ni con el comunismo ni con el capitalismo, nosotros somos diferentes, pues anda toma ahora, le están haciendo pagar su no alineación. Se la han hecho pagar pero bastante bien. La cuestión es que en el proceso de reparto que se está dando de una manera clara, hayal mismo tiempo un fortalecimiento de posiciones. Entonces, lo que EE.UU. tiene que procurar es no verse desbancado por el potencial que puede representar una Europa unida. Pero eso es necesario e inevitable, Europa no se puede quedar limitada, no puede tener limitación. El sistema capitalista tiende a la concentración, tiende a la máxima ganancia, busca la máxima ganancia, es una ley, y mientras el sistema subsista va a imponer su ley, la ley de la jungla, la ley de la competencia, la ley del más fuerte. Si ahora llegan a un reparto amigable es para fortalecer sus respectivas posiciones, pero después de ese fortalecimiento ¿qué pasa?, ¿el sistema ya no va a necesitar incrementar sus inversiones? , ¿no va a necesitar incrementar su ganancia? Al contrario, la ley del capital conduce a eso, la ley de la máxima ganancia no se conforma con una ganancia media, sino la máxima y la única manera de obtenerla es metiéndose en el territorio del otro.

T – Que ese proceso es así, no nos cabe la menor duda, pero a veces se ha acusado al Partido de hacer previsiones demasiado precipitadas. En la guerra del golfo ya se dijo que era la primera batalla de la tercera guerra mundial. En cambio, para la gente, la guerra es la guerra, la guerra mundial es la guerra mundial; es decir, es el enfrentamiento directo y armado entre las distintas potencias imperialistas y eso todavía la gente no lo ve. Entonces, ¿no sería mejor señalar el camino hacia donde van las cosas?

Arenas – Es que eso es lo que hacemos precisamente. Nosotros cuando apuntamos, hacemos una predicción, la hacemos en base a un análisis de una situación. Decimos, desaparecido el bloque de los países socialistas, o lo que quedaba de ese bloque, la misma Unión Soviética, se creó una nueva situación. ¿Hacia dónde conduce esta nueva situación? Los imperialistas dicen, un nuevo orden mundial, la paz, la prosperidad y tal. Nosotros decimos ¡mierda! ni hablar, esto conduce a la guerra y además, vemos el primer chispazo ya en la guerra del golfo. Y se ha demostrado que es así. Lo que pasa es que eso no quiere decir que la guerra se vaya a producir al día siguiente. Nosotros hacemos una predicción en base a un análisis y para contrarrestar una propaganda y para alertar a la gente, para que la gente no se deje embaucar ni engañar, etc. Decimos cuidado que esto va de mal a peor, no creáis que a partir de ahora esto va a ser el paraíso; esto va a ser una matanza tras otra, y esto va a conducir a una gran matanza, a una nueva guerra mundial. Es la tendencia. Nosotros apuntamos y los hechos están corroborando lo que nosotros decimos. Las guerras mundiales no estallan de un día para otro, se van preparando.

En definitiva, la guerra no es mas que la continuación de la política y la política hoy nos está demostrando que conduce a la otra forma de lucha política que es la guerra y tenemos que preverlo, tenemos que anunciarlo. Que hay quien interpreta eso como un llamado a coger las armas o a meterse debajo de las piedras; allá ellos. Nosotros cumplimos con nuestro deber haciendo esa denuncia, haciendo esas previsiones, anunciando lo que va a ocurrir. Eso es estar a la vanguardia. Es que decir, es la guerra, cuando ya están llamando a la puerta para llevarse a los chavales al matadero, eso no es estar a la vanguardia. Estar a la vanguardia significa anunciar lo que puede ocurrir, ofrecer los datos que confirman esa previsión y tomar medidas para estar preparados frente a ese fenómeno que nos viene encima sin saber cómo ni por qué.

Precisamente eso es lo que ocurre, los imperialistas utilizan la ignorancia, intensifican la propaganda sicológica, para ocultar hacia donde van las cosas, para desarmar a los pueblos, para no dejarles reaccionar. Nuestro deber es, precisamente, denunciar todo eso y prevenir a la gente para que estén preparados. y si decimos que es la guerra, la guerra está ahí. Nunca, nunca ha ocurrido lo que está ocurriendo ahora. Que estén destrozando países enteros, que estén imponiendo gobiernos por la fuerza, que estén bombardeando países enteros, que antes que se celebren unas elecciones ya canten victoria de sus agentes, eso es un escarnio. Que estén asesinando a líderes políticos de países independientes y aquí no pasa nada. ¿Yeso no es una guerra? Si eso no es una guerra, no sé qué es lo que tiene que pasar cuando venga la guerra. Eso es un hecho muy real, están bombardeando países enteros, están cambiando gobiernos, están bloqueando económicamente a países enteros, están sometiendo al hambre a la miseria, están provocando guerras civiles, están lanzando a sus mercenarios allí para que descuarticen a esos países. Si eso no es una guerra, no sabemos qué es la guerra. Pero es que eso no se queda ahí. Eso no es más que la preparación de lo que va a ser el enfrentamiento entre las grandes potencias, que es lo que realmente se está preparando, y lo anunciamos y va a ser inevitable. Va a ocurrir, porque mientras exista el capitalismo no puede ser de otra manera. Eso es así y estamos cumpliendo con nuestro deber al anunciar eso.

Al describir ese fenómeno que aparentemente no tiene explicación, que es un no sé, un algo que nos envía una fatalidad, que nos envía el cielo, no sabemos por qué y al fin y al cabo hay que enfrentarlo o quedarse quieto porque no se puede hacer nada contra eso. Pues no, sí se puede hacer. Se trata de eso.

D – ¿Qué es lo que se puede hacer? Porque esa es otra, es una ley del capitalismo, es inexorable. La impresión que saca uno es eso, es fatalidad. Los pueblos poco podemos hacer.

Arenas – No, precisamente, la fatalidad; se interpreta como fatalidad todo aquello que no tiene una explicación racional o científica. Entonces es una fatalidad. No se puede hacer nada, son los males que nos envía el cielo o el demonio. Nosotros nos oponemos a esa concepción idealista o espiritualista, como queramos llamarla y buscamos una explicación a los fenómenos sociales, históricos, políticos, económicos, precisamente porque no son fatales. No se puede decir que no se puedan evitar. Se pueden evitar a condición de que se sea consciente de por qué surgen y se pongan los remedios para ello, se trata de eso. Ahora mismo, nosotros decimos, ¿podía haberse evitado una nueva guerra mundial? Sí, de haberse mantenido el campo socialista. Una vez que éste se ha venido abajo, no vamos a entrar ahora en las causas, se abre de nuevo la carrera por el reparto. Eso va a ser inevitable, y lo estamos viendo, es así. Entonces, antes se podía evitar, fomentando la revolución, apoyando a los países socialistas, criticando al revisionismo, etc. Era una forma de evitar esa fatalidad. Ahora, no hemos podido evitarla a pesar de nuestros esfuerzos, la guerra, decimos, va a ser inevitable, porque no hay una fuerza internacional progresista, no digo ya revolucionaria, capaz de impedirla; la guerra va a ser inevitable. Pero aun así, podemos ver una posibilidad, por lo menos, sino de evitarla, de volverla en contra de los propios carniceros. Una vez que estalle la guerra, en lo inmediato, va a ser muy difícil oponerse a ella, pero nosotros decimos, una guerra de esas características crea una situación de crisis en la sociedad, en el Estado, en las masas, en la producción, crea una situación revolucionaria, y es el momento de levantarse en armas para acabar con los provocadores de la matanza. Como ha ocurrido en otras circunstancias históricas.

Entonces, si apuntamos a la inevitabilidad de la guerra es fundamentalmente para eso, para prevenir a la gente y decir, cuidado que esto no es una fatalidad, se podía haber evitado, no se han hecho las cosas como se tenían que haber hecho por eso viene de nuevo la guerra, pero aun así, podemos aprovechar la guerra para acabar con esta gente. Por eso hay que prepararse, por eso hay que denunciarlo. No quiere decir que hasta que estalle la guerra nos tengamos que meter debajo de las piedras o no hacer nada, o decir como no se puede evitar pues fuera. No, no, es que de hecho no vamos a poder hacer nada pero eso no quiere decir que no podamos denunciarla y al denunciarla ya nos estamos preparando para contraatacar cuando llegue el momento. Esa es la cuestión que se está planteando.

Arenas – Cuando estalla la primera guerra, la Internacional se viene abajo, se produce una verdadera hecatombe en el movimiento obrero. Los líderes que tenían que haber encabezado a las masas para hacer la guerra a la guerra, que es lo que decían, que es lo que habían prometido, se alían a sus respectivos gobiernos, votan los presupuestos de guerra y dicen que hay que defender a la patria y envían a los trabajadores a que se maten entre ellos, en el frente. Esa es la hecatombe, la II Internacional se viene abajo y no había ninguna internacional. Cuando se produce la revolución soviética, no existe la Internacional Comunista todavía, es después cuando se crea la Internacional.

Hoy puede ocurrir algo parecido, se puede producir la guerra sin una organización internacional de los trabajadores que alerte, los organice y los encabece, pero eso puede dar lugar a una serie de revoluciones en muchos países y de ahí puede salir una Internacional. También puede surgir una organización Internacional antes, no lo sabemos, nosotros trabajamos para eso, favorecemos ese proceso, lo que pasa es que es muy complejo. Tenemos nuestras esperanzas puestas en la ex­-URSS o en Rusia. Allí hay un movimiento comunista bastante extendido, bastante poderoso, muy dividido, muy confuso todavía, pero hay fuerzas comunistas y hay verdaderos comunistas, marxistas-leninistas allí; muchos, cientos de miles yo diría, lo que pasa que están desorganizados, pero esos se van a unir, tienden a unirse. Ahí hay que poner muchas esperanzas porque hay posibilidades reales, entre otras cosas, por la crisis que se ha creado allí, porque allí se ha vivido una experiencia comunista muy importante y hay muchas posibilidades de que el movimiento empiece a resurgir con fuerza por allí. Hay otros muchos países donde también hay un movimiento comunista bastante fuerte. Ahí puede surgir una organización o el embrión de una organización comunista a nivel internacional. Nosotros apoyaríamos eso con todas nuestras fuerzas. ¿Por qué no puede surgir una internacional antes de la guerra o inmediatamente después? ¿Por qué no? Si se dan condiciones favorables para eso ¿por qué no va a surgir un movimiento internacional incluso más fuerte que el anterior? Claro que sí. Se dan condiciones, es una necesidad, va a surgir. Ahora hay que trabajar para ello, no va a surgir de una manera espontánea, ni por si misma.

En definitiva, hay que apoyar a aquellos sectores a aquellos países donde se dan mejores condiciones, poner más atención a ello y, por supuesto, llevar un combate continuo e intransigente contra el revisionismo y las diversas formas de oportunismo que se dan por ahí. Sobre la base de los principios del marxismo-leninismo. Esa es la base.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: