1. Arenas, Operado de Cataratas

    15 noviembre, 2015 por arenaslibertad

    El pasado lunes 9 Manuel Pérez Martínez fue operado de cataratas de uno de sus ojos en el hospital de …
    Continuar leyendo

  2. Prensa amarilla y prensa roja

    1 noviembre, 2015 por arenaslibertad

    La burguesía puede presumir de la «libertad» de sus periódicos, revistas, editoriales, etc., por que cuenta, no sólo con el dinero, sino también con la organización de sus empresas y el apoyo del Estado para la defensa de sus intereses explotadores frente a los obreros. Todo esto les permite camuflar su aparato de propaganda (compuesto por la prensa, radio, TV, etc.), encargado de organizar el «consenso» sobre el reparto entre ellos del botín de la explotación y de llevar la guerra ideológica permanente contra nosotros, presentándolo en público como si se tratara de una institución «libre» e «independiente», no sólo respecto del Estado, sino también de los partidos oligárquicos y de las empresas industriales, comerciales y financieras. ¡Como si todos esos medios no fueran ellos mismos a grandes empresas capitalistas o no dependieran, en otros casos, de los bancos ni estuvieran sometidos a ellos!
    [PINCHAR EN EL TÍTULO PARA LEER MÁS]

  3. La década de la infamia

    25 octubre, 2015 por arenaslibertad

    Nosotros en ningún momento nos hemos dejado engañar por las apariencias y frente a quienes, analizando la situación y el mismo carácter de la reforma desde otra perspectiva y otros intereses, nos han acusado de estar afectados de subjetivismo y de cosas aún peores, siempre hemos expuesto nuestras razones, el análisis marxista-leninista y nuestra firme posición de clase. El examen crítico y la propia experiencia nos habían convencido ya en 1977, o sea, antes de que se hubiera consumado la reforma del régimen, de que, si bien éste había conseguido superar lo que considerábamos «la primera fase de la crisis» (gracias a la colaboración y el apoyo que le habían prestado los carrillistas y otros canallas como ellos), no iba a poder salir del atolladero histórico en el que se hallaba metido, y eso ni con el fascismo de viejo cuño, ni con una farsa del parlamentarismo como la que han representado durante la década felipista de la mentira, la trampa, el robo descarado y la guerra sucia. Esto se debe a la naturaleza monopolista del capitalismo español y también, en no menor medida, al carácter fascista que sigue teniendo el Estado que le sirve de soporte, el cual se ha seguido manteniendo en pie gracias a los retoques «democráticos», cosméticos o de fachada; ése era el verdadero sentido de la reforma. De ahí su debilidad. De ahí también nuestra insistencia en la permanencia de los factores tanto económicos como políticos, ideológicos y culturales que le habían conducido a la crisis y la certeza casi absoluta de que ésta, a no tardar, volvería a reproducirse de forma mucho más agravada.
    [PINCHAR EN EL TÍTULO PARA LEER MÁS]

  4. Crisis de desarrollo y desarrollo de la crisis.

    18 octubre, 2015 por arenaslibertad

    El socialismo se ha convertido en una necesidad apremiante, en una cuestión de vida o muerte para más de las tres cuartas partes de la población del mundo. Esto es válido igualmente para los pueblos de la U.R.S.S., de la RPCh. Sólo el socialismo ha permitido a estos pueblos salir en muy pocos años de su atraso secular y ponerse a la cabeza en muchos sectores del desarrollo económico, social, tecnológico y cultural; y eso pese a todos los chantajes y las agresiones de que han sido objeto por parte del imperialismo. En cambio, la vía de desarrollo capitalista, la «democracia» y demás baratijas que ahora les están ofreciendo ¿qué les ha traído? Sólo la ruina, la desmoralización y el oprobio nacional.
    Algo parecido les ha ocurrido a la mayor parte de los países que forman el llamado Tercer Mundo. La «deuda», la esquilmación y la bancarrota económica, así como todos los desastres y lacras sociales que se han abatido sobre ellos, no son más que la consecuencia de un tipo de desarrollo para el que realmente no existe ninguna salida. Este es un problema histórico que sólo podrá ser resuelto por una revolución popular que modifique radicalmente las antiguas relaciones económicas de la explotación capitalista. De otra manera, ¿qué pueden esperar del capitalismo todos esos pueblos y naciones, que no sea su devastación?
    Al arruinar a esos países y provocar la crisis social que actualmente padecen, el capitalismo ha restringido aún más su campo de actuación económica. La «recuperación» de los mercados del Este de Europa, en tales condiciones, no es más que una ficción que no llegará a realizarse. El deterioro de la economía y la insolvencia de esos países hace poco menos que imposible el que puedan incorporarse al campo de las relaciones económicas capitalistas y atender todas sus exigencias. Por tal motivo, el imperialismo tendrá que basar cada día más su existencia en el expolio descarado, en el empleo de la fuerza y en la agresión abierta.
    [PINCHAR EN EL TÍTULO PARA LEER MÁS]

  5. Sobre la crisis de superproducción capitalista

    12 octubre, 2015 por arenaslibertad

    La agravación del problema de los mercados es una de las principales características de la época del monopolismo, por cuanto conduce a la paralización crónica de numerosas empresas y al paro forzoso permanente de una masa cada vez más numerosa de obreros fabriles y de otros muchos asalariados. La reducción drástica de la producción limita enormemente las posibilidades de renovación y ampliación del capital fijo, lo cual dificulta el que se pueda iniciar una nueva reactivación económica, es decir, el que la economía pueda pasar de la fase recesiva del ciclo a la de reanimación y auge. En el mismo sentido de profundizar la crisis actúa el paro crónico y más aún el continuo incremento del mismo, ya que de esa manera se vienen a reducir cada día más las ventas de artículos de consumo. Todo esto conduce a una prolongación y agravación de la crisis y a que, fi¬nalmente, la burguesía monopolista y financiera y sus Estados no vean otra salida a la situación que el rearme y la guerra.

    Publicado en Resistencia, Enero, 1994

    [PINCHAR EN EL TÍTULO PARA LEER MÁS]

  6. Lo universal y lo particular

    4 octubre, 2015 por arenaslibertad

    La relación entre lo universal y lo particular en la revolución y en la construcción socialista o entre las leyes y principios generales, válidos para todos los países, y la forma que éstos adoptan en cada país, ha sido uno de los problemas que más polémica ha levantado en las últimas décadas en el seno del movimiento comunista internacional, hasta el punto de que en torno a esta discusión se han ido configurando dos corrientes de pensamiento y dos prácticas no sólo distintas, sino incluso contrapuestas en numerosos aspectos.
    (…)
    La teoría de Mao sobre las particularidades de la contradicción responde a una visión de una realidad y un momento muy concreto del proceso revolucionario de China que, si bien pudo tener éxito y ser aceptada en ese momento, escondía una gran contradicción que con el tiempo se iría agravando hasta hacerse antagónica, irreconciliable con los postulados socialistas y comunistas. De ahí que haya sido utilizada por el revisionismo chino para asentar sobre ella sus tesis contrarrevolucionarias y restauracionistas. Esto quiere decir que al comienzo, durante la etapa de revolución democrática popular, dicha teoría, no obstante su ambigüedad y eclecticismo, era revolucionaria (al menos, en un aspecto), lo que le permitió a Mao hacer importantes contribuciones teóricas y prácticas. Sería más tarde, en el proceso de transición y construcción del socialismo, cuando esa teoría comenzó a mostrar sus lagunas y sus grandes errores. Sin embargo, esos errores nunca serían rectificados por Mao ni por el Partido Comunista de China (PCCh). Así se explican las improvisaciones, los continuos giros a derecha e izquierda del propio Mao y el hecho de que, al final, sus partidarios se vieran desarmados frente a los derechistas, los cuales supieron utilizar aquellos errores, improvisaciones y virajes para imponerse y llevar a cabo sus planes contrarrevolucionarios. De ahí también esa continuidad de la que hablan los denguistas de su línea respecto a la de Mao, una vez depurada ésta de sus errores izquierdistas.

    Extraído de la revista ‘Antorcha’
    [PINCHAR EN EL TÍTULO PARA LEER MÁS]

  7. El movimiento campesino y la táctica del proletariado

    27 septiembre, 2015 por arenaslibertad

    El PCE(r) no se alía, no pacta ni apoya a ningún sector de la burguesía monopolista, por muy “demócrata” o “liberal” que se quiera presentar, y eso por la sencilla razón de que esa burguesía financiera y monopolista es el principal enemigo que tiene ante sí la clase obrera. Para llevar a cabo el combate contra este enemigo nos aliamos y apoyamos a los sectores del pueblo que tienen contradicciones y se hallan enfrentados con el régimen fascista de los monopolios. De entre esos sectores populares destacamos al campesinado trabajador. El programa del Partido es muy claro a este respecto. Dice así: “la clase obrera es La fuerza principal y dirigente de nuestra revolución. Con la revolución, la clase obrera no tiene nada que perder excepto sus cadenas, y sí un mundo nuevo que ganar. El campesinado pobre constituye el principal aliado de la clase obrera en la lucha contra el fascismo y por la revolución socialista”.

    Nuestras fuerzas organizadas son todavía muy débiles y no estamos en condiciones de prestar toda la ayuda que quisiéramos al movimiento campesino. Pero si aún no nos encontramos en condiciones de prestar un apoyo mayor a los campesinos y a los otros sectores que luchan y están interesados en acabar con el fascismo y el monopolismo, llegará inexorablemente el día en que podamos hacerlo. Entonces habrá llegado la hora de establecer una sólida alianza. A eso venimos contribuyendo desde hace tiempo con la lucha desarrollada en los principales centros industriales contra los enemigos comunes, al mismo tiempo que desenmascaramos a los lacayos reformistas. Esa lucha supone en estos momentos el mejor apoyo que se le puede prestar a los campesinos y le está sirviendo de estímulo.

    Extraído del libro ‘El fin de la Reforma’
    [PINCHAR EN EL TÍTULO PARA LEER MÁS]

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.