El cacheo

Deja un comentario

camino a la comisaria

Entran los policías
en mi celda
y levanto los brazos
“No hace falta”,
me dicen.
(Veinte bocas
de fusiles
me señalan por la espalda).

-“Bájese los pantalones”.
-“No señor,
que no, hoy no cago.
¿Así queréis
construir la democracia
con la violencia de las
pistolas
y la soberbia en las palabras?”.
Yo con la frente alta
y sin despegar
los labios
les escupo
con la mirada.

23 de diciembre de 1977

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: