La verdad y la fuerza

Deja un comentario

camino a la comisaria
Otra vez nos encontramos
en celdas;
otra vez “castigados”.
¿Por qué?
Tampoco ahora los sabemos.
Es el sistema
porque nosotros
seguimos cargados
de razones.

Ustedes los funcionarios
son “profesionales”,
no entienden de política,
ni tienen ideología.
No saben diferenciar
la verdad de la mentira,
ni les interesa.
Solo cumplen órdenes.

Les falta la fuerza
para obligarnos a entrar en la celda.
¿Quieren que lo hagamos voluntarios?
Claro, así se evitarían problemas,
sus problemas.

Pero no nos someteremos
dócilmente.
Así tendrán que llamar
a los guardias.
Sólo ante la fuerza
nos sentimos impotentes.

24 de febrero de 1978

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: