Pensando en la muerte y en la vida

Deja un comentario

Sin título 28Dos nuevas victimas
se ha cobrado el enemigo.
¡Qué sensación más extraña!
ya no lloro, como otras veces,
por los que se han ido.

Ya nadie llora por los muertos.
Todo el mundo se rebela.
Es la guerra.
Y en la guerra, a la muerte,
no se le llora, ni se le teme.
Se presiente, está a nuestro lado,
y terminamos familiarizándonos con ella,
dispuestos a recibir
en cualquier momento
el abrazo eterno de sus sombras.

En tiempos no lejanos,
yo veía que la muerte se acercaba
con su horrible sonrisa,
y se me erizaban los cabellos.

Pero aquello ya pasó,
y hoy la llamo mi “amiga”.
Su presencia ya no me asusta
ni veo tan horrible su sonrisa.

Me parece una cosa natural
y estoy dispuesto
a entregarme a ella
porque amo la vida.
Sí, sin la muerte
no puede existir tampoco
la vida.
Pero aquí no hablo
de muertes ni de una vida
corrientes.

No,
se trata de morir
por un género de vida diferente
para los demás.
Por esa vida que yo tanto amo,
y que no podrá existir
sin mi muerte
y sin la muerte de otros muchos
que aman esa misma vida
que amo yo;
como los dos hermanos
que se acaban de marchar
dejándonos para siempre.

Dedicada a los patriotas de ETA: J.M. Arrazola y García Mármol, asesinados por la guardia civil el 11 de Mayo de 1978

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: