1. Vivimos en la época del Imperialismo y de la revolución proletaria

    24 enero, 2016 por arenaslibertad

    En los últimos años la contrarrevolución se ha presentado bajo la bandera de la democracia y los derechos humanos. Pero pronto se ha visto a dónde conduce todo eso en las condiciones del imperialismo: a la reacción más negra que jamás haya existido, a la dictadura sangrienta de los sectores más degenerados y aventureros de la sociedad, puestos, además, al servicio del capital financiero internacional. Con ello han quedado al descubierto todas las cartas.

    Del artículo “Vivimos en la época del Imperialismo
    y de la revolución proletaria” extraído del libro ‘En defensa del Comunismo’
    [PINCHAR EN EL TÍTULO PARA LEER MÁS]

  2. Actualizado el apartado de citas del Camarada Arenas

    17 enero, 2016 por arenaslibertad

    «No predicar el espontaneísmo, sino la organización; no predicar la participación, sino el boicot: la organización independiente de la clase …
    Continuar leyendo

  3. Nuevo apartado en la web de citas del Camarada Arenas

    27 diciembre, 2015 por arenaslibertad

    Nuevo apartado en la web de citas del Camarada Arenas. En él se podrán encontrar citas extraídas de textos, artículos …
    Continuar leyendo

  4. De nuevo en la web la entrevista en formato audio al Camarada Arenas realizada en el 2007

    27 diciembre, 2015 por arenaslibertad

    Por problemas de espacio en la página donde se alojaban las entrevistas, la correspondiente al año 2007 dejó de funcionar. …
    Continuar leyendo

  5. Humanismo y lucha de clases

    7 diciembre, 2015 por arenaslibertad

    Para nosotros, la actividad práctica del hombre no se limita tan sólo a la producción, a sus relaciones con la naturaleza, sino también, y a veces preferentemente, a sus relaciones con los demás hombres, a promover la lucha de clases, la revolución y la transformación espiritual. El conjunto de estas actividades hará aparecer el hombre nuevo, verdaderamente humano, con alta conciencia social y no alienado. Pero para alcanzar esta meta es preciso enfrentar la explotación, no perder de vista jamás la división en clases que se da en la sociedad, así como la lucha de clases como principal motor del cambio. Desde luego, no será con exhortaciones morales o humanistas como vamos a conseguir parar la avalancha ultrarreaccionaria y milita¬rista del imperialismo, sino enfrentándolo firmemente en todos los terrenos (en lo político, ideológico, económico, militar, etc.). Los principios de la lucha de la clase obrera contra la burguesía en cada país y del internacionalismo proletario, imprescindibles para llevar a cabo el combate hasta sus últimas consecuencias (cosa a la que los gorbachovianos han renunciado), son irrenunciables y terminarán por imponerse en todas partes.
    Estas ideas y los proyectos revolucionarios que defendemos, contrariamente a como suele presentarlos la burguesía y sus ideólogos, no sólo no se hallan en contradic¬ción con el concepto del humanismo, sino que lo presuponen y lo posibilitan; se podrá asegurar que vienen a ser una sola y misma cosa, puesto que resulta inconcebible el desarrollo de la sociedad y de la evolución física, intelectual y moral del hombre, sin los diversos tipos de revoluciones que se han dado y se seguirán produciendo en el futuro. En resumen: sin revolución socialista y sin solidaridad internacionalista de los trabajadores en la lucha contra el capitalismo y el imperialismo, todo lo que se diga a favor de la humanidad, toda propaganda “humanista”, no pasará nunca de ser, en el mejor de los casos, mera charlatanería.
    [PINCHAR EN EL TÍTULO PARA LEER MÁS]

  6. Marta Harnecker o el método de la tergiversación

    28 noviembre, 2015 por arenaslibertad

    Marta Harnecker nos ofrece una excelente lección “cientí¬fica” cuando matiza su tesis del H20: “Hay que tener en cuenta que la sociedad está compuesta de intereses contradictorios y evidentemente hay que someter los intereses de la minoría a los de la mayoría”. De nuevo no existen las clases; “la sociedad está compuesta de intereses contradictorios”. Así planteado, ¿qué sentido puede tener emplear el término “dictadura del proletariado” ni de ninguna otra clase? En la sociedad burguesa también se da la lucha “de intereses contradictorios” ¿Debemos entender por ello que tampoco aquí existen las clases ni la dictadura de la burgue¬sía? ¿Debemos permitir que la burguesía y el revisionismo nos la hagan tragar como si se tratara de un vaso de agua? ¿Cómo “someter los intereses de la minoría a los de la mayoría”? Marta reconoce que la burguesía “só1o se somete cuando se la presiona”, asegurando, además, que esa “presión” es “la ley de la historia”. Olvida que también existe “la ley” contraria, la que presiona a los intereses de la mayoría para que se someta a los de la minoría y que esa ley se denomina dictadura. Por lo demás, también olvida decir que dicha ley no es eterna, sino transitoria, un mo¬mento de la historia, consecuencia de la existencia de las clases y sus luchas, que viene a ser la verdadera ley de la historia que ella -y con ella la burguesía y el revisionismo- oculta.
    El reconocimiento de la lucha de clases como verdadero motor de la historia y la extensión de dicho reconocimiento a la necesidad de la dictadura del proletariado se hacen absolutamente necesarios por varias razones: primero, para poder denunciar la dictadura de la burguesía sobre los trabajadores; segundo, para poder señalar a éstos el camino que habrá de conducirles al poder; tercero, para que una vez esté el poder en sus manos, sepan hacer uso de él y no se lo dejen arrebatar; y cuarto, por cuanto hay que educar a las masas en el carácter transitorio del Estado, para que aprendan a prescindir de él y puedan arrumbarlo cuanto antes como un trasto viejo.
    [PINCHAR EN EL TÍTULO PARA LEER MÁS]

  7. Sobre la estrategia y la táctica de la revolución proletaria.

    22 noviembre, 2015 por arenaslibertad

    Como es bien sabido, la estrategia y la táctica de lucha del proletariado revolucionario de todos los países, formuladas por Marx y Engels, están fundadas en los sólidos cimientos del materialismo histórico, en la economía de Marx y en su teoría de la lucha de clases y de la dictadura del proletariado. La concepción del materialismo histórico nos demuestra, a decir de Lenin, como «en virtud del desarrollo de las fuerzas productivas, de un sistema de vida social surge otro más elevado».26 La economía de Marx nos ofrece la «radiografía» de la sociedad burguesa, su estructura económica y social, sus leyes y contradicciones específicas, que la distingue de los demás sistemas económico-sociales; en tanto que la teoría de la lucha de clases y de la dictadura del proletariado expresa el antagonismo, la lucha de intereses contrapuestos, que enfrenta al proletariado y a la burguesía y el modo en que habrá de ser resuelto. Tales son, muy a grandes rasgos, las concepciones, las leyes, principios e ideas que definen la estrategia y la táctica del proletariado revolucionario de todos los países; de manera que si alguna persona tuviera necesidad de encontrar una nueva estrategia y una nueva táctica deberá buscar en otra parte, no en las obras del marxismo, sino en los textos de los revisionistas y otros «teoricistas».
    [PINCHAR EN EL TÍTULO PARA LEER MÁS]

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 109 seguidores